PISOS EN MADERA LAMINADA

Entre la larga lista de ventajas que ofrecen los pisos laminados pueden encontrarse razones desde prácticas y económicas hasta ecológicas. En primer lugar se trata de un producto fácil y rápido de instalar. Los pisos laminados nos ofrecen un promedio de instalación de 30 m2 por día, aptos para su tránsito inmediato, mientras que para instalar 30 m2 de un piso en madera natural sólida, se debe contar con un tiempo promedio de 4 semanas, para el pegado, pulido y lacado. El piso laminado además de su resistencia a la abrasión, a los impactos, presiones causadas por pisadas (tacones) y resistencia a los químicos, también ofrece una excelente propiedad para conservar el tono con el paso de los años ya que los rayos UV (Rayos ultravioleta que terminan cambiando el tono de otros tipos de pisos en madera) no los afectan debido a su capa protectora a base de cristales fundidos. Estas mismas capas protectoras son las responsables de garantizar un mantenimiento sencillo, dado a su propiedad no porosa impide totalmente la impregnación de sustancias, bacterias y manchas e incluso las quemaduras por cigarros. A nivel práctico y por tratarse de un producto totalmente prefabricado garantiza en sus maquinados superficies y juntas perfectas, cuenta para su instalación con todo juego de accesorios que complementan la instalación de manera estética (perfiles de transición, borde  escalera(narice), guarda escobas, etc.) Finalmente, se trata de productos elaborados con materias primas renovables, en procesos amigables con el medio ambiente ya que no contienen sustancias químicas contaminantes.

1/2
                                         Recomendaciones para el Mantenimiento.

 

El piso laminado (HDF), es de fácil mantenimiento y conservación. Algunos cuidados básicos son aconsejados para mantenerlo con un aspecto nuevo por muchos años, evitar daños y averías. Para la limpieza diaria, usar un paño suave, limpio levemente humedecido. Para la limpieza de manchas se recomienda el uso de varsol en poca cantidad. Colocar atrapa mugre en las entradas (tapete), para eliminar la arena, piedras y otros fragmentos abrasivos que se traen en los calzados. Las materas no deben estar en contacto directo con el piso, en caso de una gran cantidad de agua derramada en el piso limpiar inmediatamente. No se recomienda usar ningún tipo de cera o abrillantador, ya que el piso laminado no lo absorbe, lo cual acaba acumulándose sobre el piso reteniendo y adhiriendo la suciedad, perdiendo su buena apariencia. Para que reluzca su piso basta con poner una solución de 1/3 de taza de vinagre en una de agua, esta solución la humedece y limpia su piso laminado, recuperará su brillo original en más o menos 15 días. Si va a utilizar un producto, únicamente compre limpiadores, algunos desengrasantes son muy fuertes, el vinagre desinfecta y desengrasa, por esto los trucos caseros son los mejores. .

​© Copyright 2014 Moving Co. Todos los derechos reservado shared service